Adopciones

Existen muchas buenas razones por las cuales adoptar un perro o gato.  Aquí te mostraremos algunas de ellas:

-Es un acto de gran humanidad, adoptar un animal que ha vivido situaciones y condiciones crueles o que podría vivirlas en el futuro.

-Al rescatar un animal de la calle, obtienes un amigo que te lo agradecerá toda su vida.
-Evitas o disminuyes el comercio de animales.

-Generalmente los perros y gatos abandonados, son mestizos y estos animales son más fuertes, sanos y menos vulnerables a enfermedades características de los animales de raza.
-Disminuyes el número de sacrificios innecesarios realizados para controlar las poblaciones felina y canina.
-Reduces los problemas de basuras causados por perros y gatos hambrientos que buscan alimento entre los desechos.
-El lugar que una mascota de raza comprada ocupa en tu casa, podría ocuparlo un animalito de la calle que necesita protección.
-Bueno, y si después de todo esto aún prefieres comprar una mascota, piensa que el adoptar una podría ahorrarte algo de dinero.


PREGUNTAS ANTES DE ADOPTAR 

 


El hecho de que estés pensando en adoptar un animal de un refugio, significa que eres una persona responsable y humanitaria. Pero antes de tomar la decisión de traer un amigo peludo a tu vida, tómate un momento para pensar en estos puntos:

-¿Por qué quieres un animal de compañía? 
Es increíble cuántas personas no se preguntan esto tan simple, antes de acoger uno. Adoptar un perro o gato simplemente porque es lo que la gente "hace" o porque los niños han estado lloriqueando por un cachorro, generalmente termina en un gran error. No te olvides de que algunos de ellos pueden estar contigo 10, 15 ó incluso 20 años.

-¿Tienes tiempo? 
Perros, gatos y otros animales de compañía no pueden ser ignorados simplemente porque estés cansado u ocupado. Necesitan comida, agua, ejercicio, cariño y compañía cada día de cada año. Muchos animales en los refugios, están allí  porque sus dueños no pensaron realmente cuánto tiempo llevaba cuidar de ellos.

-¿Puedes permitirte económicamente una adopción? 
Los costos de mantener un animal pueden ser bastante elevados. Licencias, clases de entrenamiento, esterilización y castración, cuidados veterinarios, cepillados, juguetes, comida, arena de gatos, y otros gastos son cosas que suman rápidamente.

-¿Estás preparado/a para ocuparte de los problemas que puede ocasionar? 
Infestaciones de pulgas, muebles arañados, accidentes de animales que no están educados para estar en una casa y emergencias médicas inesperadas, son lamentables pero son aspectos comunes a la tenencia de un animal de compañía.

-¿Puedes tener uno en el lugar donde vives? 
Muchas comunidades de vecinos no permiten animales y la mayoría de ellos tienen restricciones. Asegúrate de cuáles son, antes de traer un compañero peludo a casa.

-¿Es para tí un buen momento para adoptar? 
Si tienes niños de menos de seis años, tendrías que considerar el esperar algunos años antes de adoptar un compañero. La tenencia de animales requiere niños que sean suficientemente maduros para ser responsables. Si eres estudiante, si estás en el servicio militar o viajas asiduamente como parte de tu trabajo es sensato esperar a estabilizarte.

-¿Son tus hábitos de vida adecuados para el animal que tienes en mente? 
El tamaño del mismo no es la única variable en la que tienes que pensar aquí . Por ejemplo, algunos perros pequeños como los terriers son muy activos. Necesitan mucho ejercicio para poder calmarse y generalmente ladran con cualquier ruido. Por otro lado, algunos perros grandes son muy tranquilos y están felices y contentos con sólo dormir en el sofá todo el día. Antes de adoptar, haz algo de investigación; de este modo te aseguras de elegir el animal que encajará con tu estilo de vida.

-¿Sabes quién cuidará de él cuando estés de viaje o de vacaciones? 
Necesitarás tener amigos o vecinos de confianza o dinero para pagar a un refugio o un hostal para mascotas.

-¿Podrás ser un dueño responsable? 
Tener tu nuevo amigo esterilizado o castrado, obedecer las leyes comunitarias o las licencias, mantener puestas las chapas de identificación en el animal, son todas cosas que forman parte de ser un dueño responsable. Por supuesto, dar al nuevo integrante de tu familia amor, compañerismo, ejercicio, una dieta sana y cuidado veterinario regular también son esenciales.

-Finalmente, ¿estás preparado para mantener y cuidar a un animal durante toda su vida? 

Castraciones

La esterilización en una hembra y castración en un macho mejora su estado de salud, su calidad de vida y su longevidad en un promedio de uno a tres años en los perros, y de tres a cinco años en los gatos. En las hembras se reduce  de manera significativa el riesgo de cáncer de mama, de útero y de ovarios.  La esterilización no solo elimina la posibilidad de embarazo y el celo; también protege contra la piometra (infección uterina) y el Tumor Venéreo Transmisible (TVT). El los machos se reduce la probabilidad de que desarrolle cáncer de la próstata, tumores testiculares y TVT

La esterilización es fundamental para manejar la sobrepoblación y ayuda a controlar las zoonosis.

 

Alrededor de la esterilización pululan falsos mitos que evitan que algunos dueños esterilicen a sus perros y que por lo tantodisfruten de las cualidades preventivas que tiene frente a ciertas enfermedades. Los perros no pierden su instinto ni su vitalidad cuando están esterilizados, aunque haya quien lo crea. Lo recomendable para disipar dudas y temores es consultar al veterinario sobre sus ventajas.

 

¿Una hembra debe tener una camada una vez en la vida?

No existe ninguna evidencia médica que sostenga el argumento de que es necesario que las hembras tengan una camada a lo largo de su vida para lograr un correcto desarrollo etológico y físico. Es decir no hay ninguna justificación sanitaria para hacer criar a una hembra. Las perras no necesitan quedarse preñadas para desarrollarse de manera correcta o ser felices.

Cuando una persona esteriliza a su animal demuestra una actitud responsable, ya que se trata de una medida necesaria, de manera independiente del sexo de nuestro animal, y que además lleva asociados muchos beneficios para la salud del perro.

Con la esterilización se incrementa la calidad y la esperanza de vida, ya que disminuye la posibilidad de que se desarrollen infecciones uterinas (piómetras), tumores y enfermedades de los órganos reproductores como tumores de mama, o de ovarios en las hembras, así como tumores testiculares o enfermedades de próstata en los machos.

¿Es mejor castrar a las hembras que a los machos para reducir las camadas indeseadas?

La respuesta es no. Los perros machos sin castrar son una gran parte del problema de superpoblación de animales, ya que cuando se escapan son capaces de preñar a varias hembras. No hay que pensar que el perro dejará de ser macho si se castra, lo seguirá siendo, sólo perderá su deseo de reproducirse. El macho o la hembra se castran cuando han son casi adultos y ya tienen la morfología y características propias de su sexo.

¿Cuándo debe practicarse la esterilización?

Se recomienda hacerlo alrededor de la pubertad. Aunque es cierto que no existe consenso sobre la edad apropiada para practicar la esterilización, sí parece que el momento idóneo para realizar la ovariohisterectomíasería alrededor de la pubertad. Es decir cuando la hembra casi ha alcanzado su peso como ejemplar adulto. En el caso de los machos el mejor momento también parece ser alrededor de la pubertad, cuando casi han alcanzado su peso como adultos.

¿Todos los animales engordan y cambian de carácter después de la castración?

Hay una creencia popular que dice que un animal castrado engorda y cambia de carácter. Es verdad que la esterilización puede modificar algunos balances hormonales y que el animal esterilizado puede presentar tendencia a engordar, pero el problema del sobrepeso viene dado por una dieta que incluye más alimento del necesario y porque el animal hace poco ejercicio. En cuanto al carácter del perro, no viene determinado por las hormonas, porque su temperamento, vitalidad, cariño, y ganas de jugar no cambian.

El procedimiento quirúrgico

La esterilización en hembras y en machos es un procedimiento quirúrgico que consiste en la retirada total o parcial de los órganos reproductores (ovarios y útero, en hembras y testículos en los machos). Es una cirugía, y como tal tiene algunos riesgos que pueden ser minimizados.

Antes de la cirugía se realiza al animal un control, que consiste en un análisis de sangre y electrocardiograma, con el fin de minimizar los posibles riesgos de la operación quirúrgica, Además durante la cirugía el animal permanece monitorizado para tener controladas todas sus funciones vitales y poder actuar con celeridad en caso de que surgiera algún tipo de problema.

De todas las formas, con la esterilización y en general en cualquier otro tema que afecte a la salud de nuestro animal, siempre podemos y debemos recurrir a nuestro veterinario para despejar dudas, porque él nos orientará de la mejor manera posible.

 

Falsos mitos sobre la esterilización

·         Los animales esterilizados pierden vitalidad, enferman y se vuelven apáticos.

·         Las hembras deben parir al menos una vez en la vida.

·         Tras la operación engordan.

·         Pierden el instinto.

La verdad sobre la esterilización

·         El temperamento, vitalidad, cariño, inteligencia y ganas de jugar del animal no cambian.
·         Se evitan ciertas conductas molestas, tanto para los animales como para sus dueños. En el caso de los machos se reduce el marcaje con orina por la casa y en el de las hembras la pérdida de sangre, con sus consecuentes molestias.
·         En general, la esterilización repercute en que los animales sean más sociables y menos problemáticos.