Cuidados Especiales Para Cachorros

Los cachorros, tal como los niños, requieren de cuidados especiales. Ten en cuenta los siguientes puntos para que crezca saludable y feliz.

  • Vacunación: los cachorros deben vacunarse según un calendario básico que parte a los 2 meses. 

    CALENDARIO VACUNACION CACHORROS 
    2 meses Parvovirus 
    3 meses Séxtuple / Óctuple 
    4 meses Séxtuple / Óctuple 6 meses Antirrábica 

    Desde los 6 meses se considera como un adulto y debe repetir anualmente las vacunas antirrábica y séxtuple / óctuple.
  • Deben comenzar su tratamiento antiparasitario interno desde las 2 semanas de vida* y repetir cada 15 días (según su peso) hasta cumplir 3 meses. Entre los 3 y 6 meses el tratamiento es mensual de acuerdo a su peso. Luego de los 6 meses, debe cambiar a un antiparasitario para perros adultos y dosificar según su peso cada 3 meses.
  • Baños y aseo: es importante mantener a los cachorros limpios y sin parásitos. Los baños se recomiendan a partir de los 6 meses, una vez que se ha completado el calendario básico de vacunación. Si es necesario, se pueden utilizar shampoos en polvo. Es importante mantener la higiene de su camita y mantas, y protegerlos de los parásitos externos.
  • Parásitos externos: Hay que ser muy cuidadosos con la selección de un producto para combatir los parásitos externos como pulgas y garrapatas pues no todos los disponibles en el mercado son aptos para cachorros. También hay que tener cuidado con los productos que se aplican en la hembra mientras amamanta. Lee las indicaciones para seleccionar el producto apropiado para esta etapa de su vida.
  • Alimentación: Los cachorros tienen requerimientos nutricionales distintos a los de los adultos. Al dejar la leche materna (entre las 6 y 8 semanas de vida) debes seleccionar un alimento balanceado especial para cachorros como sustituto, ya que estos son satisfacen todos sus requerimientos. Un alimento Premium (que encuentras en el supermercado) o super-premium (disponibles en clínicas veterinarias) son la mejor opción. A mejor calidad del alimento, menor la ración requerida para satisfacer sus necesidades, mejor condición general de salud y menos, mas compactas e inodoras deposiciones. Sigue las indicaciones de la etiqueta respecto de las porciones.

* Es sólo una recomendación básica y no reemplaza lo indicado por el médico veterinario.

Alimentación

La alimentación ocupa un rol fundamental en el desarrollo sano de un perro. Cada perro tiene sus propias necesidades y debes consultar este tema con tu médico veterinario para el alimento que mejor se adapte a sus requerimientos. Estos pueden variar según la raza, la actividad, el metabolismo del perro y las preferencias del dueño. Se recomienda dar el alimento la misma hora y siempre debe tener agua potable fresca.

Lo más recomendable es darle un alimento balanceado de calidad, que sea completo y le entregue el aporte nutricional diario necesario para su sano mantenimiento. Por lo general, las cantidades indicadas en los envases son suficientes para conservarlos saludables y en un peso adecuado, pero esto puede variar dependiendo de la actividad de la mascota.

Evita darle alimentos propios de tu dieta, chocolates, golosinas y grasas. De seguro le gustarán, pero pueden constituir un riesgo para su salud, pues muchos de ellos pueden ser dañinos o tóxicos. Un alimento balanceado en las dosis adecuadas mantendrá a tu perro sano y no necesitará de ningún complemento. Recuerda que los perros con sobrepeso suelen tener mayores problemas de salud y una expectativa de vida más corta.

Existen alimentos específicos para algunas patologías o enfermedades específicas de los perros, pero deben ser suministrados según indique el médico veterinario.

Entrenamiento

El entrenamiento es un proceso clave en la incorporación de una mascota a tu hogar. Los perros son muy inteligentes y, entrenados con cariño y paciencia, pueden integrarse armoniosamente a tu familia.

Lo más importante es siempre recordar que es un proceso, no es automático, y requiere de refuerzos positivos, cariño y paciencia. NUNCA utilices la violencia, el maltrato, golpes o gritos para el entrenamiento. Estos tips te serán de ayuda en el proceso de educación de tu mascota.

  • Nunca recurras a la violencia, malos tratos o golpes para educar. Ni tampoco fuera del entrenamiento. Así sólo formaras una mascota que te teme, no que te respeta. Tu perro no debe temerte, sino respetarte como su líder.
  • Mientras antes, mejor! Los cachorritos tienen una mayor capacidad para incorporar aprendizaje, son más rápido y les es más fácil. Lo que no quiere decir que a los adultos no se los puede entrenar. Si tienes un cachorro, comienza desde muy joven su entrenamiento y veras prontos resultados. Con tus perros ya más grandes, tendrás que invertir un poco mas de tiempo pues habrá conductas arraigadas en su vida, pero con paciencia y cariño lo podrán lograr.
  • Siempre premia las buenas acciones. Tu perro distinguirá lo bueno de lo malo sólo según tú le enseñes cuál es cual, así que prémialo cada vez que logre o aprenda una conducta deseada. Lo importante del refuerzo positivo es que facilita el proceso educativo al no frustrar a tu mascota con constantes retos o castigos. Cuando haga algo indeseado, di fuertemente NO! pero no lo llames por su nombre. Si deja de hacer lo que estaba haciendo, acércate y prémialo. Esto le dará a entender que al detenerse, hizo algo bueno. Los premios dependen de cada perro. Algunos están muy motivados por la comida y un trozo de salchicha, jamón o pollo, incluso pellets de su propio alimento son un buen premio. Cuida de no darle golosinas ni chocolates que puedan enfermarlos. Los premios son de tamaño pequeño y no pueden constituir su fuente principal de alimentación. Otros, están mas interesados en el cariño y la atención que les prestan, por lo que sólo unos momentos dedicados para el serán más que suficientes.
  • Repite, repite, repite. Los perros son muy inteligentes y si los motivas, pueden aprender rápidamente. Lo importante es ser consistente en el entrenamiento, no premiar conductas confusas y repetir, repetir y repetir. No des señales confusas y refuerza lo aprendido día a día.
  • No prestes atención a lo negativo. Si le dedicas mucha atención cuando ha hecho algo malo también lo puede interpretar como un premio (su amo le está dedicando más tiempo pues hizo esto…).
  • Utiliza su nombre en forma positiva, relaciónalo con las buenas acciones que realiza y no con castigos. Así, cada vez que lo llames, se sentirá feliz, te obedecerá y no se sentirá asustado.
  • Escuela de adiestramiento? Porqué no! Los entrenadores o talleres de adiestramiento son de mucha ayuda para acelerar el proceso de aprendizaje. Sirven además para socializar a nuestras mascotas con otros de sus pares. No pueden confundirse con humanos ni sentirse extrañados al encontrarse con otros animales. Asegúrate siempre de que los métodos que utilicen sean positivos, vacuna y desparasita antes a tu mascota y sé partícipe de su educación.

Dedicación

No es sólo darle alimento y agua y dejarlo en casa todo el día. Tu perro necesita de ti, de tu tiempo, compañía y dedicación para crecer sano y feliz. Debes compartir con el, darle tu cariño, cuidar de su salud mental y física. Está demostrado que compartir un minuto de relajo con tu mascota es también beneficioso para tu salud. Dedícale unos minutos al día para jugar con él, entrenarlo, acompañarlo o sólo acariciarlo

Ejercicio

Los perros necesitan ejercitarse. Si no tienen actividad física suficiente y son poco estimulados, tienden a ocupar su tiempo en otras cosas, se aburren y por lo general caen en conductas que son indeseadas para los amos: ladridos excesivos, ruptura de muebles y plantas, mastican la ropa de los dueños, etc. Esto lo hacen tanto como un modo de captar la atención de sus dueños como para gastar sus energías.

Cada día debería tener al menos 1 hora de ejercitación. Esta puede ser una combinación entre juegos, paseos, caminatas y entrenamiento. Veras como se ponen en forma, tonifican sus músculos, gastan sus garras y ocupan esa energía que tienen en algo positivo. Piensa en ti mismo: podrías estar todos los días en la misma casa, con las mismas cosas, sin nada nuevo que hacer. Eso es lo que siente tu perro.

Visita al Veterinario

Los perros deben ir al veterinario de manera preventiva. El acudir sólo en caso de emergencia o enfermedad no es suficiente para la tenencia responsable. La visita al veterinario en la cuál le aplican sus vacunas anuales (antirrábica y séxtuple/óctuple) es una excelente ocasión para hacer una evaluación general de su condición de salud. En esta visita revisaran su piel, estado nutricional, su salud bucal, ojos, oidos, etc. Y te podrá indicar si es necesario algún examen o procedimiento particular.

En la medida que los perros envejecen, o incluso los perros jóvenes de algunas razas en particular, requieren se seguimientos de salud más específicos que en el largo plazo ayudan a que desarrollen una vida mas saludable y plena.

El veterinario es también quien te guía en los productos a utilizar, desparasitaciones, aseo bucal etc. Siempre ante una duda recurre a tu veterinario. Nunca mediques a tu perro sin el consejo de un profesional.

Lo que no puede faltar en tu hogar

El Kit de cuidado básico para tu perro debe incluir:

  • Una casa para perro de cuerdo a su tamaño y que este ubicada en un lugar con sombra.
  • Cama para perro o ropas para que se abrigue en los meses más fríos, recuerda lavarla periódicamente para evitar la parición parásitos externos.
  • Platos para comida y agua, ubicados en un lugar tranquilo donde no sea molestado al momento de alimentarse.
  • Juguetes propios para sus momentos de juego. De esta forma podrás enseñarle que son estos juguetes los que puede mordisquear, y no los zapatos de tu casa.
  • Collar de identificación, el cual consiste en una correa en donde debes colgar una placa metálica con el nombre de tu mascota, los datos de contacto en caso de extravío y el numeró de registro de inscripción que te den en tu municipalidad, si así lo establece la normativa

  • La correa es un elemento obligatorio al momento de pasear a tu mascota. Utilizándola podrás mantener el control de tu perro, ayudando a mantener la seguridad del mismo y de quienes circulan en la calle.
  • Bozal, que debes tener y utilizar en los paseos sólo si la normativa vigente en tu comuna lo exige para la raza de tu mascota.

Principales Enfermedades

PARVOVIRUS 

El parvovirus es una enfermedad muy común en los perros. Afecta principalmente a cachorros a contar de las 6 semanas de vida, cuando pierden la inmunidad materna. Es difícil que afecte a un perro adulto pues ya cuentan con un sistema inmune más desarrollado o han sido inmunizados por una vacuna.

Este virus se encuentra principalmente en las heces de otros animales que lo liberan al ambiente. Es muy resistente a las condiciones climáticas, incluso extremas, sobreviviendo en el ambiente por periodos prolongados.

Los perros adquieren esta enfermedad al olfatear las heces o sectores cercanos donde se encuentre el virus. Si no han seguido un programa de vacunación adecuado, el virus los contagia y es incubado por 5 días.

Los principales síntomas son: decaimiento, pérdida del apetito, fiebre, vómitos, diarrea con sangre, deshidratación.

El tratamiento consiste básicamente en combatir estos signos, sobretodo proteger al perro de la deshidratación y la exposición a otras infecciones.

El mejor tratamiento es la prevención. Debes cumplir el calendario de vacunación recomendado por tu veterinario para evitar que tu mascota sufra de esta enfermedad.

El parvovirus no se contagia al hombre ni a otras mascotas. Sólo afecta a perros. Incluso hay razas que son más susceptibles a esta enfermedad, como Doberman Pinscher, Rottweiler, Springer Spaniel Ingleses, los PitBull Terier Americanos y los Pastores Alemanes, que además sufren de cuadros sintomáticos más fuertes que el resto.

DISTEMPER

El distemper es causado por un virus y puede expresarse de distintas maneras en el organismo de los perros: respiratorio, intestinal, cutáneo y nervioso.

Por lo general, parte con signos respiratorios como tos, secreciones y conjuntivitis. Su incubación se prolonga entre 20 y 30 días, en los cuales el cuadro respiratorio se va agravando. Luego de este período, el sistema nervioso se ve afectado. Es aquí cuando se ve el signo más característico del distemper, el perrito con su parte trasera caída, pero también se puede expresar en tics, convulsiones, parálisis, etc. Esta etapa es muy delicada e irreversible, por lo que en muchos casos es necesaria la eutanasia para no prolongar el sufrimiento del perro.

El tratamiento consiste en mantener al perro cuidándolo de los signos clínicos, la única manera de evitar la infección es mediante la vacunación preventiva. Esta debe ser de manera anual, cuidando ser rigurosos con el cumplimiento de las fechas de vacunación.

INFECCIONES DEL OIDO
La otitis es una enfermedad común en perros. La forma de su sistema auditivo dificulta el aseo en esta área y, por lo tanto, facilita la ocurrencia de este problema.

El oído por naturaleza es oscuro, cálido y húmedo. Por lo mismo debe ser aseado con regularidad y cuidado ante cualquier cambio de su estado normal (cambio en el olor, el color, la apariencia de la piel, etc.)

Las otitis de los perros pueden tener distintos orígenes: alergias, parásitos, la presencia de objetos extraños o exceso de pelo en el conducto auditivo, entre otros. El odio de los perros mantiene de manera normal una cantidad de bacterias que en condiciones regulares no dañan al animal pero, en ciertas ocasiones, se multiplican más de la cuenta y afectan la salud del oído. Los perros que sufren de otitis se sienten muy incómodos. Tú, como dueño, debes poner atención: si tu perro se rasca intensamente la cabeza cerca de los oídos, frota su cabeza sobre el suelo o contra algún mueble y sacude fuertemente su cabeza, puedes sospechar de una infección de este tipo y debes acudir cuanto antes a tu veterinario. Una otitis mal cuidada puede ser muy dolorosa para tu perro y derivar en signos más dramáticos, como pérdida del equilibrio, movimiento anormal en los ojos, torcimiento constante de la cabeza hacia el lado afectado.

Muchas de las otitis se tratan con antibióticos. Los tratamientos suelen ser largos y debes seguirlos según los recomiende tu veterinario. Jamás automediques a tu mascota.

DERMATITIS Y ALERGIAS

Los perros tienen una piel muy delicada debajo de su pelaje. Pueden presentar alteraciones como enrojecimiento, irritación y picazón, prurito, pérdida de pelaje, etc. Lo importante es identificar qué está afectando la piel para poder dar un tratamiento adecuado.

Las dermatitis o alergias pueden ser de origen ambiental o de origen alimenticia. Las de origen ambiental son provocadas por factores externos como polen, la tierra, ácaros, reacciones ante picaduras de insectos, algunos agentes contenidos en shampoos o productos de limpieza, etc.

Existen razas con mayor predisposición a la dermatitis, cómo los Boxer, Bulldog Francés, Labrador, Schnauzer, Pequines, Shar-Pei, Pastor Alemán, entre otros.

La picadura de las pulgas también puede ser fuerte de alergia. Existen animales muy sensibles que desarrollan reacciones alérgicas muy extendidas y molestas que requieren de tratamiento profesional.

Dadas las variadas fuentes de potenciales alergeno, lo mas importante es identificar la fuente para comenzar el tratamiento indicado por tu veterinario. Ante una irritación de la piel de tu mascota, debes llevar al médico veterinario que te ayudará a identificar las causas e indicará el tratamiento indicado para su tratamiento.

CATARATA

Las cataratas son opacidades en los ojos que disminuyen la capacidad de visión de los perros. Esta se desarrollan cuando el cristalino, ubicado detrás de la pupila, se torna de color blanquecino o azulino, impidiendo la visión clara del animal y derivando progresivamente a la ceguera.

Las cataratas pueden ser de origen congénito (de nacimiento), o aparecer en cualquier etapa de la vida del perro. Existen razas con mayor predisposición genética a este problema, como los cocker spaniel, poodle, husky siberiano, schnauzer, bichon frise, fox terrier, goleen retriever, pequines, entre otros.

Las cataratas se desarrollan en el tiempo y cuando puedes verlas directamente en los ojos de tu perro, la enfermedad ya está muy avanzada. Por eso es importante el diagnostico precoz y los exámenes preventivos para detectarlas a tiempo.

Las cataratas son operables dependiendo de su nivel de evolución. Existen especialistas veterinarios en oftalmología quienes realizan el diagnóstico y tratamiento adecuado.

DISPLASIA DE CADERAS

La displasia de cadera es una afección del desarrollo de la articulación de la cadera y el fémur de los perros. Ocurre cuando el fémur no encaja apropiadamente en la cavidad de la cadera, afectando el desarrollo normal de las articulaciones. Estas se deforman y tornan inestables, sufriendo de infamación y debilidad. Esa enfermedad se presenta generalmente en perros de razas grandes y gigantes y sus causas pueden ser variadas, aunque con un fuerte componente genético.

La displasia se puede detectar observando a tu mascota. Algunos perros presentan signos cuando la enfermedad ya está muy avanzada, pero una gran mayoría muestra signos desde su juventud, con cojeras leves a severas o cuando corren, saltan con ambas patas traseras juntas al mismo tiempo.

Algunos estilos de vida también promueven esta enfermedad: los perros grandes u obesos que no cuidan su alimentación pueden afectar sus huesos por su peso. También los perros muy activos, que corren mucho o suben muchas escaleras de manera constante, ya que sobrecargan esta zona de manera anormal.

El diagnóstico sólo puede realizarse mediante el análisis de un profesional veterinario y una radiografía de cadera. En razas grandes o gigantes, se recomienda tomar una radiografía anual desde los 18 meses de vida, de maner preventiva.

Tu como dueño también puedes ayudar a evitar este problema: Disminuye la actividad de tu perro (que suba menos escaleras, que corra o salte menos), ciuda su dieta para prevenir el sobrepeso, dale un alimento con aditivos que ayuden a sus articulaciones.

El tratamiento del veterinario puede involucrar analgésicos, cambio de hábitos en casa o una intervención quirúrgica. Todo dependerá de la gravedad de su condición. Se recomienda también evitar la reproducción de las mascotas que presenten este problema, dado su alto componente genético.

Primeros Auxilios

Si bien siempre deber seguir el consejo de un veterinario, existen ocasiones en que necesitaras actuar de manera rápida para poder ayudar a tu mascota.

Toma nota de los siguientes Primeros Auxilios Caninos, todo lo que necesitas para ayudar a tu perro en una emergencia.

  • Heridas en la calle: Si encuentras a tu mascota herida o a cualquier perro herido en la calle, debes moverlo a un lugar tranquilo y seguro. Si está herido y sangra, debes hacer presión en la zona afectada. Esto lo puedes hacer con telas que lo envuelvan con presión, o con una polera pequeña y ajustada, para evitar además que lama sus heridas. Llama o llévalo al veterinario tan pronto puedas para un tratamiento profesional
  • Cortes en patas: En las caminatas es común que sufran cortaduras en sus patas. Debes retirar el elemento extraño rápidamente, lavar con abundante agua y envolver la pata herida con una tela o gasa firmemente. Evita utilizar telas elásticas o de utilizarlas alrededor del tobillo como torniquete, pues puede dañar aún más a su mascota. Acuda cuanto antes a un veterinario, en especial si el sangrado es profuso.
  • Ojos: Si un objeto extraño entra en el ojo de su mascota, es preferible que su veterinario sea quien lo retire. En casos muy graves, puede aplicar abundante agua para limpiar el ojo y cúbrelo con una gasa húmeda para evitar que se rasque con las patas y empeore la lesión. Acuda cuanto antes a tu veterinario.
  • Vómitos: Los perros se enferman del estómago igual que nosotros. Debes preocuparte si los vómitos son frecuentes o afectan su estado general de salud. Los vómitos pueden causarle deshidratación y ésta dañar mucho su salud. Observa qué vomita y si es posible, toma una muestra para llevar contigo cuando vayan al veterinario. Deben acudir cuanto antes para que reciba el tratamiento adecuado.
  • Diarrea aguda: Los cambios en la consistencia de las deposiciones de tu perro son un indicador de su salud. Si son muy blandas o líquidas de manera persistente, debes preocuparte. Lo mismo si presentan sangre o mucosidades inusuales. Junto con el vómito, la diarrea causa grandes daños en el perro por la pérdida acelerada de líquidos y nutrientes, y si no es tratada a tiempo, puede derivar en secuelas mas graves para el perro. En ocasiones, las diarreas hemorrágicas son signos de intoxicaciones o enfermedades mas graves. Si tu perro se ve muy decaído o desanimado, acude cuanto antes a un veterinario.
  • Convulsiones: Si tu perro presenta convulsiones, movimientos espasmódicos rápidos, bruscos y repentinos, salivación excesiva, defecación espontánea, debes en primer lugar, ayudarlo durante la misma. Cuide que esté en un sector seguro, protegido de riesgos. Saque su collar y ayúdelo a respirar manteniendo su cuello estirado, cuidando de no meter sus manos en el hocico ni presionarlo con mucha fuerza. Una vez terminado el episodio, acude o llame cuanto antes a tu veterinario.
  • Dolor de oídos: Cuando sufren de molestias en los oídos, los perros se rascan intensamente las orejas, sacuden su cabeza con rapidez y arrastran la cabeza intenando rascarse. Se puede presentar por la existencia de un objeto extraño en el canal auditivo, o por una infección mas profunda. En cualquier caso, dado lo delicado que son sus oídos, en recomendable que el caso sea atendido por un veterinario.
  • Envenenamiento: Ante la sospecha de un envenenamiento, llame cuanto antes a su veterinario. Si ven al perro consumir un veneno, llévenlo de inmediato al veterinario con una muestra del veneno consumido.
  • Asfixia: Se puede ver que un perro se está ahogando cuando muestra desesperación y tira frenéticamente su hocico con sus patas. Debes rápidamente revisar su hocico y retirar el objeto extraño que lo ahoga. Esto puede ser riesgoso pues en su desesperación, el perro puede morder. En muchos casos, la causa de ahogo es un hueso atascado en la parte posterior del paladar, revisa siempre ahí. En ocasiones, es necesario anestesiar o sedar al perro para poder sacar el objeto sin dañar ni estresarlo más.
  • Cruzas no deseadas: Una preñez no deseada puede ser prevenida primeramente con una esterilización temprana. Si no la realizaron y tu perra está preñada, debes acudir a un veterinario que podrá, según las condiciones de tu mascota, interrumpir el desarrollo del cachorro. No tomes medidas por tu cuenta, asesórate por un profesional.
  • Pérdida de conocimiento: Si tu perro pierde el conocimiento, debes cuidarlo ayudándolo a respirar, manteniendo su cuello estirado y con su lengua afuera para que no se ahogue.

Vacunas y Desparasitación

Las vacunas y erradicación de parásitos internos y externos es un cuidado básico y regular para su perro.

  • Vacuna Séxtuple u Óctuple, que deben ser aplicada anualmente de manera preventiva, por toda la vida del perro. Ofrecen protección contra las siguientes enfermedades: distemper, hepatitis, parainfluenza, parvovirus canino, Leptospirosis (L. canicola y L. icterohemorragica), adenovirus tipo 2, en caso de la séxtuple y adicionalmente coronavirus.
  • Vacuna contra la rabia.
  • Antiparasitarios internos.

Todas estas vacunas deben ser aplicadas sólo por el médico veterinario y debes guardar un registro de cuándo fueron colocadas.