Cuidado Especiales Para Gatitos

Los gatos son muy inteligentes, limpios, astutos, juguetones e independientes. Aún así, necesitan de ti como dueño responsable y de tus cuidados de salud. En especial cuando pequeños. Pon atención a los siguientes puntos y se un amo responsable con tu mascota.

  • Su primera visita al veterinario: Es muy recomendable que una vez nacidos los gatitos, vean cuanto antes a un veterinario. Este te dará las guías generales de cuidados, aquellos que serán especiales para tu gatito, la recomendación de alimentación y su calendario de vacunas y tratamientos antiparasitarios. A los gatitos se recomienda realizar el test de leucemia felina, enfermedad muy común en los gatos, para programar su calendario definitivo de vacunas.
  • Desparasitación Interna: Los gatos es tan expuestos toda su vida a los parásitos internos. Incluso desde el momento de nacer, pues son transmitidos por su madre en la placenta o al amamantar. El producto antiparasitario lo puede recomendar tu veterinario en su primera visita y, por lo general, se dosifica según el peso de tu gatito. Hay tratamientos tópicos muy fáciles de administrar pues se colocan en la piel del lomo de tu gatito, eliminando el estrés que les significa a ambos darle una pastilla.
  • Parásitos externos: A los gatos y gatitos los pueden afectar las pulgas, en especial si su madre las tiene. Las pulgas son riesgosas por dos razones: 1) son muy molestas y en los gatos pueden causar dermatitis alérgica, afección a la piel muy dolorosa y molesta; y 2) pues transmiten parásitos internos, ya que portan las larvas y pueden ser ingeridas cuando el gato come las pulgas accidentalmente al morderse para rascarse. Por eso ambos, gata y gatitos, deben ser tratados para prevenir las picaduras. Debes cuidar de que el producto seleccionado ser apto para gatitos, pues no todos lo son.

Alimentación

La recomendación general para los gatos, al igual que los perros, es evitar el uso de alimentos caseros y utilizar en vez alimentos balanceados, ya sean húmedos o secos. ¿Por qué? Por que de esta manera se asegura que reciban el aporte nutricional y calórico adecuado para su desarrollo saludable. Hay componentes, como la taurina, que son esenciales para el desarrollo correcto de ciertas funciones y órganos vitales y que no pueden ser obtenidos de manera natural en los alimentos que nosotros consumimos.

Independiente del alimento que este utilizando, debes cuidar que las raciones sean las correctas para tu gato teniendo en consideración: su peso o tamaño, la cantidad de actividad física que éste tenga y las necesidades de salud o recomendaciones que tu veterinario haga. Cada alimento balanceado indica una recomendación de dosificación de su envase. En un gato de peso normal y actividad física media, esta cantidad debería ser suficiente. Si tu gato es un poco perezoso, o no sale nunca de casa, puede subir mucho de peso y debes racionar la porción. Al contrario, en un gato muy activo, talvez debas aumentar las porciones un poco, cuidando que no engorde mucho.

Los gatos suelen comer bocados ocasionales, por lo que es recomendable mantener una porción de comida fresca constante durante el día o dividirla en 3 o 4 porciones para que coma varias veces.

Es muy conocido también que los gatos son más exquisitos en sus gustos, por lo que debes buscar un alimento sabroso que disfruten para que lo consuman como corresponde.

Para periodos especiales de la vida, como cuando son gatitos o en la preñez y lactancia, debes seguir las recomendaciones de tu veterinario pues los requerimientos nutricionales varían y debes estar atento a estos cambios. En ambas etapas necesitan una ingesta calórico mayor pero controlada para evitar el sobrepeso. Otra etapa especial es luego de la esterilización: es posible que luego de ésta los requerimientos energéticos disminuyan. Por esto muchos gatos engordan, pero no es por la esterilización en si, sino que requieren de menor cantidad de alimento que antes.

De todas maneras, antes de hacer cualquier cambio consulta siempre con tu veterinario.

No debes olvidar el agua fresca constante en el día. Ésta es vital y tu mascota disfruta tanto del agua fresca y limpia como tú lo haces.

Entrenamiento

Los gatos son muy inteligentes y autosuficientes. Se destacan por su aseo y limpieza. Cuando colocas su caja de arena, ellos saben instintivamente que deben hacer ahí sus necesidades. Pero esto no significa que no puedan o no deban ser entrenados. Cuando hablamos de entrenamiento no sólo nos referimos a que haga gracias o traiga cosas como los perros. Los cambios en la conducta y en los hábitos no deseados son también parte del entrenamiento de las mascotas. Los gatos aprenden de la repetición, la consistencia y el estimulo positivo o el premio, que condiciona la conducta.

Se un dueño lider de tu gato y edúcalo con paciencia, firmeza y cariño. Jamás con golpes, gritos ni maltratos.

Dedicación

Los gatos son muy cariñosos y expresivos. Su actitud calmada y sus ronroneos son formas de expresar su cariño hacia sus amos. Como todo ser vivo, requiere de dedicación y tiempo.

Como dueño responsable debes retribuir los gestos que tu gato tienen contigo con cariño, comparte parte de tu día con él. Estimula sus juegos, acarícialo.

Muchas personas tienen gatos pues viven solas o en departamentos o porque son fáciles de mantener y los dejan en casa o sueltos en la calle por largas horas todos los dias.

Los gatos sufren sin el cariño y la compañía de sus dueños: el estrés, decaimiento, perdida del animo, el apetito y bajas de peso son muestras de esto. No es muy lejano a lo que nos pasa a los humanos, ¿verdad?

Date un tiempo en el día para compartir con tu mascota. Veras lo beneficioso que es para ambos el disfrutar de esta relación.

Ejercicio

El ejercicio para los gatos es vital para mantenerlos saludables. Hay gatos muy activos y otros que difícilmente se mueven de su cojín favorito. Como dueño responsable, debes estimular el ejercicio de tu gato acorde a sus gustos y estilos de vida. El objetivo principal del ejercicio es evitar el sobrepeso y las enfermedades y problemas asociadas a éste.

Ejercitar a tu gato no es difícil y puede ser muy entretenido para ambos. He aquí algunos consejos sencillos que puedes incorporar en su rutina diaria:

  • Paseos: Cada día vemos más dueños de gatos paseándolos con correa. Si bien no es algo usual, es lo que todos deberíamos hacer. Dejar libre en la calle a tu gato no es una conducta responsable de tu parte. Paséalo a diario, con caminatas y juegos, así mejorará su condición física.
  • Juegos: En casa, puede activar la vida de tu gato con juegos de persecución que lo hagan correr y saltar. Coloca su juguete favorito en altura para que suba o salte, incítalo a perseguir una luz en la pared, mantén diversos juguetes que lo mantengan activo y entretenido.
  • Masajes: Los masajes estimulan la circulación del gato, ayuda al calentamiento de los músculos y lo preparan para ejercitarse. Además, tienen el beneficios de transmitir cariño y tranquilidad de tu gato, disminuyendo el estrés.
  • Esconde su alimento: Así tendrá que salir a buscarlo y se entretendrá un rato estando a la vez más activo.

Visita al Veterinario

Como dueño responsable, debes acudir al veterinario al menos 1 vez al año de manera preventiva y para su vacunación básica. En esta visita, el veterinario te orientará respecto de las necesidades particulares de tu mascota y qué cuidado debes darle.

Lo que no puede faltar en tu hogar

El Kit de cuidado básico para tu gato debe incluir:

  • Un lugar independiente y cómodo para dormir: Muchos dueños duermen con sus gatos a los pies de la cama, pero esto no es lo más recomendable para la salud de la familia, menos que duerma dentro de la cama o en las almohadas. Debe tener su propio espacio. Hoy venden una gran variedad de camas para gatos que son muy cómodas y abrigadas para protegerlos. Así el gato duerme feliz y tranquilo, y tu cuidas tu salud.
  • Espacio para sus necesidades: Selecciona un espacio ventilado y lejos de los artículos más personales de la familia, lejos de la comida o espacios donde jueguen los niños para colocar su caja de arena. Los gatos aprenden rápida y fácilmente dónde hacer sus necesidades. Debes preocuparte de mantener esta caja limpia, lavar y cambiar regularmente la arena. Así evitaras olores desagradables en tu hogar.
  • Un alimento completo y saludable: evita el alimento hecho en casa y reemplázalo por un alimento balanceado de calidad que cumpla con sus necesidades nutricionales. Puedes variar un poco su alimentación alternando alimentos húmedos como manera de premiarlo, pero evita dulces, grasas o frituras para u gato. Muchos alimentos que nosotros consideramos sabrosos pueden ser muy dañinos para tu gato.
  • Un collar y una medallita: Busca un collar seguro para tu gato donde puedas colocar la información de tu casa en caso de que se pierda (muy común en la época de celo si no está esterilizado). Una alternativa es el uso de chips de identificación. Conversa de este tema con tu veterinario o en el departamento dedicado a las mascotas de tu comuna.
  • Una jaula para viajes: Hoy la legislación exige a los dueños de mascotas el usar una jaula de seguridad para el transporte de los animales en los autos. Independiente de la distancia que recorran, es más seguro para tu familia y para tu mascota el viajar así. No te olvides de esto en tu próximo viaje o salida de casa, ahórrate el mal rato y la posibilidad que te cursen una multa.
  • Espacio en tu hogar: Los gatos necesitan espacio para jugar y ejercitarse. Muchos en las ciudades sufren de estrés pues viven encerrados en departamentos pequeños o casa sin distracciones. Muchas de las conductas no deseadas de las mascotas en el hogar tienen que ver con aburrimiento o estrés. En casos extremos, pueden sufrir de consecuencias físicas como signos de este estrés.
  • Tu tiempo: Esto es muy importante y tiene que ver con la calidad de vida de tu mascota. Tu llevaras a vivir a un gato a tu hogar, por lo que debes considerar tiempo para él como parte de tu familia. Las mascotas cumplen distintos roles en el hogar: para algunos son como hijos, mas cercanos a humanos que a animales; para otros son guardianes y protectores; para otros, compañeros incondicionales. Sea cual sea tu caso, siempre necesitará de tu compañía y dedicación. Se líder de tu mascota y compórtate como un dueño responsable.

Principales Enfermedades

FUS FLUTD (Síndrome Urológico Felino SUF)

 

Es una infección urinaria o cistitis del gato. Se produce por la formación de cálculos de estruvita o fosfato-amónico magnésico. Los principales síntomas son incontinencia y no uso de la caja de arena, dolor al orinar, sangramiento, lamido constante de las zonas urinarias. En casos mas graves, se puede producir obstrucción de la uretra y formación de cálculos renales. Esta afección es muy común en los gatos, pero puede prevenirse en base a una alimentación adecuada con alimentos que favorezcan una orina ácida. El veterinario puede, desbloquear la uretra, administración de antibióticos o incluso la extirpación quirúrgica.

 

Enfermedades Oculares

Pueden ser de diverso origen: irritación por pelos en los ojos, conjuntivitis, entropión (párpado dirigido al globo ocular) o falta de higiene. Síntomas: presencia de legañas o lagrimeo excesivo. Tratamiento: limpiar con gasa empapada en suero fisiológico y dar un colirio o antibiótico en gotas cuando proceda.

Cataratas

 

Opacidad del cristalino de causas congénitas, metabólicas o traumáticas. Síntomas: dificultades en la visión. Tratamiento: intervención quirúrgica.

Caída de Pelo

 

Cuando al caída del pelo es fuera de temporada o en un volumen mayor al usual puede ser resultado de una mala alimentación o la presencia de parásitos externos. El tratamiento consisten en mejorar la alimentación del gato, complementar con el uso de vitaminas y, en el caso de parásitos externos, utilizar un tratamiento antiparasitario.

Anemia Infecciosa Felina (AIF) y Leucosis

 

Son otras de las enfermedades contagiosas que provocan transtornos en la sangre (falta de hierro y leucocitos respectivamente). Estas enfermedades tienen tratamiento y son prevenibles con la vacunación.

Rabia

 

Enfermedad incurable, mortal y que puede transmitirse al hombre. El gato contagiado cambio de carácter, sufre de paralización de los músculos de la garganta y carrillos que provoca dificultades para comer, beber y una expresión extraña de la cara, junto con babeo abundante. Para prevenir, debes vacunar a tu gato 1 vez al año siendo muy cuidadoso con el cumplimiento de los plazos de vacunación.

Leucemia Felina (LVFe)

 

La infección se produce por contacto con otros animales portadores de la enfermedad; entre el contagio y la aparición de los síntomas clínicos pueden pasar años. Los síntomas son: inapetencia, somnolencia, debilidad, anemia, aparición de tumores y enfermedades sanguíneas. Para prevenir, debes realizar un test con tu veterinario para determinar si es posible o no vacunar.

Tiña

 

Las dermatomicosis, o infección por hongos (microsporum canis) se localizan fundamentalmente en hocico, orejas, garras y cola formando calvas circulares. Los gatos suelen morderse, rascarse, limpiarse el pelo en exceso, calvas de pelo, presentando problemas cutáneos y descamación. El tratamiento requiere el diagnóstico del veterinario pues la tiña es mucha veces confundida con otras afecciones de la piel. Este puede recomendar griseofulvina oral u otros antimicóticos.

Enfermedades Bucales

 

Los gatos también sufre se acumulación de sarro en sus dientes. La falta de higiene bucal puede causar graves problemas como la gingivitis o inflamación de las encías. El gato saliva mucho y sufre de dolor. La gingivitis favorece el sangrado y dolor de las encías. Puede provocar incluso la perdida de piezas dentales.

La enfermedad debe ser tratada inmediatamente, pues de no ser tratada puede derivar en una infección general, en una miocarditis bacteriana (infección del tejido muscular cardíaco) o malas digestiones. El veterinario puede practicar una limpieza dental y complementar con el uso de antibióticos en caso necesario. Este tratamiento requiere del uso de anestesia. Para prevenir, debes cepillar los dientes de tu gato al menos una vez a la seman, evitar dietas blandas o alimentos caseros y consultar con tu veterinario de manera preventiva al menos una vez al año.

Primeros Auxilios

Si bien siempre deber seguir el consejo de un veterinario, existen ocasiones en que necesitaras actuar de manera rápida para poder ayudar a tu mascota.

Toma nota de los siguientes Primeros Auxilios Felinos, todo lo que necesitas para ayudar a tu gato en una emergencia.

  1. En caso de inconciencia: Si un gato está inconciente, ya sea por una caída, un atropello o por causas desconocidas, debes colocarlo en un lugar seguro y cómodo. Colócalo sobre una manta como camilla y llévalo a una superficie plana. Si el gato respira con dificultad, colócalo de lado con la cabeza inclinada hacia atrás. Abre un poco el hocico para despejar las vías respiratorias. Si pasa mucho tiempo, no dejes al gato hacia un mismo lado. Para trasladarlo al veterinario, levántalo con la manta y colócalo dentro de una caja.
  2. Sangramiento: En caso de un corte o herida no profunda, puedes curarlo tu mismo. Limpia la herida con un algodón humedecido, corta lo mas posible el pelo de la zona herida y límpiala con antiséptico suave. Usa un poco de vaselina alrededor de la herida para evitar que caigan pelos en ella. En caso de una herida mayo o un sangramiento profuso, cubre la herida con una apósito de gasa humedecido en agua fría, aplicando presión. Si no para de sangrar, coloca un vendaje sobre esta almohadilla y una segunda compresa sobre esta. De no detenerse la hemorragia, asegura con otra venda y lleva al gato rápidamente al veterinario.
  3. Envenenamiento: Cuando el gato ingiere una sustancia tóxica, la reacción inmediata más común es el vómito. Sin embargo, hay ocasiones en que el tóxico es ingerido y el gato se intoxica. Si no se ha producido el vómito, no trates de inducirlo. El gato puede colapsar y dejar de responder. Acude cuanto antes a tu veterinario y, en lo posible, lleva una muestra del veneno o tóxico ingerido. Esto es muy importante para definir el tratamiento o antídoto necesario. 

    Algunas de las principales sustancias tóxicas son: 

    Tóxicos Síntomas de intoxicación Forma de actuar
    Raticida Inquietud, dolor abdominal, vómitos, hemorragia y diarrea. Fatal en potencia Consultar al veterinario. Antídotos.
    Anticongelante Falta de coordinación, vómitos, convulsiones seguidas de coma. Una inyección puede bloquear el efecto.
    Alcohol Depresión, vómitos, colapso, deshidratación y coma. Fatal en potencia. Consultar veterinario.
    Analgésicos Pérdida de equilibrio, vómitos. El paracetamol vuelve azules las encías. Fatal en potencia. Consultar veterinario.
    Desinfectantes, productos de limpieza Intensos vómitos, diarrea, nerviosismo, modorra y coma. Fatal en potencia. Consultar veterinario.
    Insecticidas y pesticidas Espasmos musculares, babeo, convulsiones y coma. Consultar veterinario. No existe antídoto.
    Veneno contra caracoles Salivación, espasmos musculares, vómitos, diarrea, convulsiones y coma. Tratamiento eficaz, si se actúa rápido.

    Plantas tóxicas
    Azalea
    Caladio
    Eléboro negro
    Clemátide
    Delphinium
    Dieffenbachia
    Hiedra
    Lupinus
    Muérdago
    Adelfa
    Costilla de Adán
    Poinsettia
    Laurel cerezo
    Rododendro
    Solano
    Guisante de olor
  4. Picaduras: Un gato picado por una abeja o avispa puede sentir malestar. La zona de la picadura se hinchará, y el gato puede parecer inquieto y tener disnea. Busca una zona roja e hinchada que parezca una herida por astilla. Si hay un aguijón, trata de extraerlo con unas pinzas. Caso de no poder, pide consejo al veterinario.
  5. Cura de un absceso: Cuando ocurre una mordedura o hay una herida que no cierra o cicatriza, puede ocurrir un absceso. Para tratarlo debes cortar el pelo al rededor de la herida, cuidado que el gato no se mueva. Probablemente necesitaras la asistencia de otra persona para que mantenga quieto al gato. Limpia el sector con una solución salina (1 cucharada de sal disuelta en 1 tasa de té). Repite este procedimiento varias veces durante 1 día, el absceso debería reventar. Limpia la zona y vigila que no se forme nuevamente. De no ser así, o de presentarse una hemorragia mayor o signos de infección, acude a tu veterinario.
  6. Quemaduras: Ya sea por fuego, agua caliente o un golpe electrico, las quemaduras deben ser asesoradas en su tratamiento por tu médico veterinario. Para aliviar el dolor del gato antes de llegar al médico debes aplicar en la quemadira abundante agua fría con un algodón. No apliques cremas, pomadas ni mantequilla. Luego, aplica sobre la herida una bolsa con cubos de hielo, esto disminuirá la sensibilidad y el dolor de esta zona. Pon vaselina en la herida. Déjala así hasta que la revise un veterinario. No cubras con nada esta zona ni cortes el pelo que la rodea.
  7. Congelación: Durante el invierno o en zonas muy frías, los gatos que salen al exterior pueden sufrir de congelación o hipotermia. Incluso puede sufrir quemaduras por congelación en sus extremidades. Las zonas más sensibles son las patas, la cola y las orejas. Sumerje el área afectada en agua no muy caliente y llevalo cuanto antes al veterinario. En caso de hipotermia, puedes controlar la situación cubriendo al gato con mantas tibias para que no pierda más temperatura. Luego, contacta cuanto antes a tu veterinario.

Vacunas y Desparasitación

Las vacunas y erradicación de parásitos internos y externos es un cuidado básico y regular para su perro.

  • Vacuna Séxtuple u Óctuple, que deben ser aplicada anualmente de manera preventiva, por toda la vida del perro. Ofrecen protección contra las siguientes enfermedades: distemper, hepatitis, parainfluenza, parvovirus canino, Leptospirosis (L. canicola y L. icterohemorragica), adenovirus tipo 2, en caso de la séxtuple y adicionalmente coronavirus.
  • Vacuna contra la rabia.
  • Antiparasitarios internos.

Todas estas vacunas deben ser aplicadas sólo por el médico veterinario y debes guardar un registro de cuándo fueron colocadas.